yo-199x300

Pensamientos en voz alta: “los comienzos”.

Tengo que reconocer que yo también he sido siempre una desconfiada en los resultados de las cremas y tratamientos. Sí, como lo oís, las primeras desconfiadas siempre somos las profesionales del sector de la estética. Esto se debe a que cuando comenzamos nuestra andadura profesional, nos suelen ofrecer productos y tratamientos encaminados a un beneficio económico para la empresa distribuidora, y no en obtener resultados óptimos y reales para nuestros clientes.

Cuando estudias estética y cosmética comienzas a ser consciente de que tienes una limitación, aunque en un gran porcentaje de casos verificamos, que dicha limitación no es tan importante como para cambiar el aspecto de nuestra piel o nuestra morfología corporal.

Portada

Siempre informamos de que podemos reducir tallas y volumen, y así es, pero nos damos cuenta de que en la mayoría de los casos nos enfrentamos a la realidad, de que el peso no es lo más importante para que tu aspecto te satisfaga.

Nuestra piel se nutre de las vitaminas que le llegan desde el organismo, donde en ocasiones la actividad sanguínea es deficiente. Por lo tanto, lo que ocurre es que dichas vitaminas y oligoelementos, se ven incapaces de llegar a las capas más superficiales de la piel, originando que estas capas se marchiten por la falta de oxígeno y nutrientes.

Un cosmético de nueva generación tiene la capacidad de hacer llegar a nuestra piel, los nutrientes necesarios para frenar este deterioro externo. Deterioro producido por las carencias orgánicas y nutricionales.

Siempre debemos tener presente que somos lo que comemos y, a través de ello, nuestro cuerpo se regenera y puede mantener una edad biológica óptima.

11329818_725667420878869_638122854312112830_n

Mediante los tratamientos en cabina alcanzamos distintos objetivos: A) Activamos la circulación linfática y venosa de las zonas de nuestro cuerpo, que han entrado en deterioro, consiguiendo con ello la activación y la oxigenación de nuestra piel y organismo en general, provocando con ello una aceleración en la multiplicación celular gracias a la cantidad de activos que conseguimos hacerle llegar a la célula. B) También conseguimos relajar la mente.

Finalmente, tened presente que el estrés es la causa principal de muchas enfermedades de nuestro siglo. Por lo tanto, deberíamos permitirnos disponer a la semana de un tiempo para eliminar ese estrés que se va acumulando, con esto conseguiremos ser mucho más felices, y ralentizar el envejecimiento.

¡Hasta pronto!

DSC_8687

María José Cánovas

Directora de Belleza Cosma

@MariaJCanovas

COMPARTIR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram

artículos RELACIONADOS

INFÓRMATE AHORA

LLÁMANOS
868 957 453

ESCRÍBENOS
info@bellezacosma.com

Localiza tu pedido

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?